Se acerca el McDía Feliz, quince años sirviendo a la Fundación Infantil Ronald McDonald

 

Foto suministrada
Foto suministrada

Los restaurantes McDonald’s se preparan para celebrar la décimo quinta edición del McDía Feliz, a celebrarse el 18 de noviembre. Ese día, los restaurantes alrededor de la isla participarán de la venta de Big Mac y de manitas, para recaudar fondos para el mantenimiento y sostenimiento de los programas de la Fundación Infantil Ronald McDonald en Puerto Rico (FIRM).

Este año, la portavoz de esta campaña es  Rachel N. Hernández Rodriguez de 10 años y residente del pueblo de Quebradillas. Sus padres, Raquel Rodríguez y John Hernández Cazares, se hospedaron en la Casa Ronald McDonald, por tres meses, mientras la niña recibía tratamiento médico para su condición de ‘Síndrome de Pierre Robin’. Esta familia, fue a su vez la primera recibir los servicios y en hospedarse en  la Casa Ronald McDonald, que lleva operando 10 años en Puerto Rico.

Foto suministrada
Foto suministrada

Conoce a la portavoz:

  • Nombre: Rachel N. Hernández Rodríguez
  • Edad: 10 años
  • Pueblo: Quebradillas PR
  • Condición: Síndrome de Pierre Robin
  • Características de la condición: Paladar hendido, dificultad al respirar
  • Nombre de los padres: Raquel Rodríguez y John Hernández Cazares
  • Servicios de la Fundación Infantil Ronald McDonald- Rachel nació con problemas respiratorios y a los 2 meses como consecuencia de un paro respiratorio estuvo en intensivo del Hospital Municipal de San Juan. Su hospitalización en intensivo no permitía a sus padres quedarse con ella pero si visitas dos veces al día. La familia vive en Quebradillas por lo que las horas de viaje y la dificultad de no tener familiares en la zona, complicaron el proceso.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       Luego de un tiempo deciden trasladar a Rachel al Hospital San Jorge y allí la trabajadora social le mencionó sobre la construcción de la Casa Ronald McDonald, en la esquina del hospital. La familia se acercó a las instalaciones de la Casa Ronald McDonald para tener más detalles y allí conocieron a los encargados que les notificaron que tan pronto estuviera abierta la casa, les llamarían.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            Una semana después recibieron la llamada para poder quedarse en la casa, cerca de su hija. Fueron los primeros en utilizar las facilidades. La estadía fue alrededor de 3 meses, su hermano mayor, padre y madre estuvieron quedándose en la Casa Ronald McDonald hasta que dieron de alta a Rachel.
  • Durante su estadía otra familia estuvo también quedándose en la Casa. Unas abuelitas que tenían a su nieto en proceso de operación.
  • ”Es una bendición que Puerto Rico tenga una casa como esta”.

Leave a Reply