Pestañas semipermanentes: lo que debes saber antes, durante y después de tenerlas

Las pestañas son una de esas áreas, al igual que el cabello, al que las mujeres dedican mucho tiempo, dinero y experimentos buscando que se vean largas y espectaculares. La respuesta moderna a esto son las pestañas semipermanentes, que aumentan el grosor y la longitud de las pestañas sin necesidad de rímel o las engorrosas pestañas falsas tradicionales, y con unos resultados transformadores.

Pero antes de lanzarte al procedimiento, hay información básica pero importante que debes conocer, según explica José Orlando Coraling, director del Spa en Mirla Toute Belle & Spa en Guaynabo, que ofrece este servicio con personal especializado en el procedimiento.

Lo primero que debes tener en cuenta es que este procedimiento requiere tiempo. Es un tiempo que vas a recuperar al prácticamente no tener que maquillar tus ojos, pero la primera sesión puede tomar dos horas, ya que se coloca cada extensión sobre cada pestaña, una a una, para conseguir un efecto muy natural, como si fuera tu propia pestaña, pero mucho más larga y definida”, explicó Coraling.

Las pestañas semipermanentes te ayudan a agrandar el ojo, se llevan todo el tiempo a diferencia de las pestañas falsas, y tu rutina no cambia: te lavas la cara igual (evitando productos con aceite en los ojos), puedes ir a la playa, piscina, y seguir tu rutina normal sin ningún cambio. Las pestañas están pegadas a las tuyas, no les hacen daño. Se caen de modo natural, cuando tus mismas pestañas se caen al terminar su ciclo de vida.

 “Hay dos temas claves: que las pestañas estén bien puestas y que te las cuides según se indica. Si te las hace alguien que no está certificado para hacerlo, el resultado no va a ser el óptimo y arriesgas tu salud ocular. Recuerda que las pestañas no son otra cosa que un folículo piloso donde crece un pelo, como los de nuestra cabellera. A diario perdemos una entre una y cinco pestañas, aunque no solemos notarlo porque ya hay otras en crecimiento que las sustituirán,” dijo el director de Mirla Toute Belle & Spa.

Se recomienda sesiones de mantenimientos cada dos o tres semanas para mantenerlas perfectas. Las pestañas tienen un ciclo de vida, y cada 6 semanas las renovamos, por lo que tus extensiones se irán cayendo poco a poco, de modo natural.

Este no es un tratamiento invasivo y lo mejor de todo es que simplifica tu rutina de maquillaje.

“Lo maravilloso de estas pestañas es que prácticamente han mermado mi tiempo de maquillaje a prácticamente un par de minutos. Con ellas solo necesito un poco de concealer, ruborizador, lipstick, y listo. Literalmente no necesito nada más porque el efecto de las pestañas es dramático”, dijo Ada Torres, clienta de Mirla hace más de una década. La conocida comunicadora y empresaria se lanzó a colocarse las pestañas en Mirla Toute Belle, y quedó fascinada. “Me basta con un retoque cada tres semanas, no usar productos desmaquillantes a base de aceite, peinarlas con una brochita a diario, y listo. Son una excelente inversión”, aseguró.

Mirla Toute Belle & Spa, está ubicado en la Marginal Martinez Nadal. Se puede obtener más información en el 787-793-8710.

 

Leave a Reply