Las pioneras del Centro de Convenciones de Puerto Rico celebran su décimo aniversario

 Atras: Melissa Figueroa, Blarys Segarra, Marie joel Landrau, Vivian Santana. Alfrente: Ileana Vivas, Gina Montalvo y Margaret Colón. (foto suministrada)
Atrás: Melissa Figueroa, Blarys Segarra, Marie joel Landrau, Vivian Santana. Alfrente: Ileana Vivas, Gina Montalvo y Margaret Colón. (foto suministrada)

Mucha planificación, disciplina, visión y corazón desde antes que la imponente estructura cobrara vida fue lo que unió a estas siete mujeres con diferente trasfondo profesional para juntas darle vida a lo que hace 10 años era un sueño sobre planos de ingenieros y arquitectos.

La actual Gerente General del CCPR Blarys Segarra, la Directora de Ventas y Mercadeo Margaret Colón, la Directora de Recursos Humanos Gina Montalvo, las Gerentes Senior de Ventas Melissa Figueroa y Marie Joel Landrau, la Gerente del Centro de Negocios Ileana Vivas y Vivian Santana, Directora de Eventos, fueron las primeras empleadas en la nómina del Centro de Convenciones de Puerto Rico, y junto a esta respetada facilidad, cumplen 10 años juntas trabajando por Puerto Rico.

“Desde el principio quedé enamorada del proyecto y sus posibilidades,” dijo Segarra, quien viene de la industria de los productos de belleza. “Al comenzar la estructura de acero estaba completada, pero pude ver como se terminaban los pisos, se hacían las escaleras, el terrazo, las alfombras, los detalles finales de construcción, cada semana, caminábamos por un rincón diferente…Fue bien emocionante. Había grandes expectativas sobre el edificio, y recuerdo que el teléfono de ventas no paraba de sonar.”

Segarra recuerda los numerosos Site Inspections junto a Colón, hoy Directora de Ventas y Mercadeo de toda la facilidad.

“Siempre me sorprendió la capacidad de Margaret para visualizar lo que sería el Centro, de transmitir a nuestros clientes su energía, y venderles cada espacio de un edificio aún en construcción. Es una experiencia única, ver cómo se va completando la visión del arquitecto, y luego abrir nuestras puertas para cumplir nuestra misión.”

Por su parte, Marie Joel Landrau, Gerente Senior de Ventas y Mercadeo, dijo que le encantaba ver el proceso paso a paso, “cómo los salones iban cogiendo forma y vida y todo lo que les decía (a los clientes) se hacía realidad.”

“Daba los Site Inspections a los clientes potenciales con capacete, y todos los días me cambiaban la ruta porque estaba tapada o bajo construcción,” recuerda Landrau. “ Yo les decía que se imaginaran el Ballroom con las alfombras y el candelabro más imponente del Caribe.”

Añade Margaret Colón que desde el primer día se sintió orgullosa por los comentarios de elogio de los visitantes y clientes.

“Afortunadamente tengo el placer de atender y mostrarles las facilidades a clientes que vienen fuera de Puerto Rico y que nunca han visto el Centro de Convenciones,” dijo Colón. “Tan recién como esta semana…tuve a un reportero y a un cliente nuevo. Ambos me dijeron – Wow! A la verdad que esta facilidad es bella. ¡Nunca me canso de escuchar eso! Me da mucha felicidad.”

Melissa Figueroa, Gerente Senior de Ventas, conoció los planes de la construcción del Centro de Convenciones mientras estudiaba turismo en la Universidad, “en ese momento supe que no quería trabajar en un hotel sino en el Centro de Convenciones que empezaban a planificar.” La ejecutiva, quien empezó en la División de Eventos y ahora lidera como Gerente Senior el Area de Ventas y Auspicios, recuerda la emoción de conocer detalles del Proyecto.

“Puerto Rico nunca había tenido un Centro de Convenciones de esta magnitud,” dijo Figueroa. “Muchos veníamos de la industria hotelera pero no habíamos trabajado en una estructura con el Ballroom más grande del Caribe, 152,700 pies cuadrados de espacio de exhibición y 15 salones que se subdividen en 25…Todo era espectacular y todas estábamos ansiosas por comenzar y vivir este nuevo mundo.”

La diversidad de eventos que manejan estas profesionales es impresionante: Desde convenciones, lanzamiento de productos, ferias de belleza y festivales culinarios hasta conciertos, exhibiciones de arte, competencias de perros, exhibiciones de caballos de paso fino, competencias deportivas, graduaciones, eventos con dignatarios, galas, reuniones de negocio y desfiles de moda, entre otros.

“Lo más que me gusta es que cada día es diferente, y venimos a trabajar un evento nuevo, un montaje irregular, diferentes tipos de público, a atender un cliente con una nueva idea,” explica Segarra. “Me enorgullece la capacidad de todos los empleados para adaptarnos a un evento corporativo, uno deportivo, una gala o una convención de fuera de Puerto Rico y darles a todos la mejor atención posible para que su evento sea uno de éxito. Aquí todo es posible.”

Estas dinámicas ejecutivas se involucran en todas las etapas de los eventos como parte de sus responsabilidades, pero todas coinciden en que lo más importante es el servicio al cliente.

La Gerente General Blarys Segarra dice que su equipo trabaja para que “nuestros clientes puedan estar relajados y disfrutar de su actividad, y esto sucede porque hicimos todo lo correcto antes de abrir puertas. Nuestra tarea es ser un apoyo para el cliente a través de todo el proceso de su evento, anticipar sus necesidades y sobrepasar sus expectativas.”

“Saber que todo corra a la perfección y que el cliente está contento es motivo de mucha satisfacción,” dijo Figueroa. “Me ha sucedido que con el evento corriendo el cliente me abraza y me dice “we made it” y eso no tiene precio…Que vengan con un sueño y que puedas contribuir con tu granito de arena para hacerlo una realidad es sumamente emocionante.”

Tratar los clientes con cariño, servicio y consistencia es nuestra regla de oro, comenta Figueroa. “Nuestra lista de clientes repetitivos es sumamente alta porque trabajamos con pasión y orgullo – Nos encanta lo que hacemos.”

Marie Joel Landrau decretó que sería parte de la historia casi 10 años antes de la inauguración, “yo quería trabajar aquí y se me dio.” Comenta con firmeza que toda la plantilla de empleados contribuye diariamente al éxito de la operación del CCPR.

“Este es un lugar que ha hecho historia en nuestra Isla y además hemos probado que tenemos la experiencia y capacidad para operarlo,” dijo Landrau, “al punto que nos han emulado en otro países porque hacemos mejor lo que otros venues hacen bien.”

Al igual que Landrau, la Directora de Eventos del CCPR, Vivian Santana, soñaba con ser parte del Centro de Convenciones de Puerto Rico.

“Me parecía que iba a ser el lugar donde iban a acontecer las convenciones y eventos de mayor envergadura y eso era muy motivante,” dijo Santana. “Mis expectativas siempre fueron ser parte fundamental de lo que iba a ocurrir en Puerto Rico. Quise ser parte de un lugar lleno de energía pero jamás imaginé cuán diverso y divertido iba a ser…Formo parte del proceso de creación de un lugar que prometía y continúa prometiendo tanto.”

Gina Montalvo, Directora de Recursos Humanos, es el eje de muchos eventos para un cliente igualmente especial: Los empleados del Centro. Señala que su oficina invierte la misma energía en la planificación y preparativos para actividades internas.

“Me involucro personalmente en cada evento,” dijo Montalvo. “Mi satisfacción es que corran bien, que todos los departamentos estén sincronizados y que los participantes lo disfruten.”

Trabajar en el Centro de Convenciones no sólo es una oportunidad de contribuir con Puerto Rico, sino una oportunidad contínua de crecimiento profesional.

“Las oportunidades de crecimiento se presentan cada día,” dijo Ileana Vivas, Gerente del Centro de Negocios del Centro de Convenciones. “El poder aportar, implementar experiencias y manejar públicos tan diversos – – Aprendemos constantemente a manejar situaciones inesperadas y a resolver con éxito retos variados para hacer que cada evento – grande o pequeño – sea único y el mejor posible. Nuestro equipo de trabajo es excepcional porque todos trabajamos con mucha pasión y entusiasmo para un fin: que nuestro Centro de Convenciones sea y continúe siendo la opción número uno para la realización de los mejores eventos. Es eso lo que ofrecemos diariamente, lo mejor de nosotros.”

Blarys Segarra resume el orgullo de trabajar y liderar el equipo de profesionales en el Centro de Convenciones de Puerto Rico.

“Me encanta trabajar aquí, que todo Puerto Rico reconozca el Centro de Convenciones,” concluye Segarra. “Ver que la foto de la fachada del edifico recorre redes sociales y prensa, ver la emoción en los ojos de los visitantes de fuera de Puerto Rico al ver esta imponente arquitectura, escuchar las palabras de elogio de nuestros clientes, y sobre todo, ver que pasan los años y la facilidad sigue operando con el éxito y la energía del primer día es más que una gran responsabilidad, es una satisfacción enorme.”

 

 

 

 

Leave a Reply