La Fundación Música y País, Music for Food y el Banco de Alimentos se unen en conciertos para mitigar el hambre en Puerto Rico

El próximo viernes 27 de marzo a las 7:00 P.M. la Orquesta Sinfónica Juvenil de Puerto Rico, programa de la Fundación Música y País, hará un regalo de amor y arte para llevar alimentos a donde se necesitan con la presentación del primer concierto de la alianza de dicha organización con el programa “Music for Food”.El lanzamiento de esta alianza  escenificará dos conciertos históricos en los cuales el 100% de lo recaudado se donará al Banco de Alimentos de Puerto Rico. 

La Fundación Música y País pone en marcha su recién firmada alianza con Music for Food y el Banco de Alimentos solicitando al público  asistente a los conciertos una donación sugerida de $10, que será  dirigida al programa Mochila Alegre del Banco de Alimentos de Puerto Rico.  Mochila Alegre garantiza que los niños más necesitados de Puerto Rico reciban alimentos durante los 52 fines de semana del año, ya que muchos niños y niñas en la Isla solo reciben alimentación segura mientras están en la escuela.  

“Tanto la música como el alimento son esenciales para la vida y el crecimiento humano. Para Música y País y nuestra Orquesta Sinfónica Juvenil es un honor dar la mano de un modo tan hermoso para ayudar a la seguridad alimentaria de la Isla. El proyecto sirve además para apoderar a nuestros jóvenes músicos en formación de su capacidad de utilizar la música como un agente de  transformación y cambio social para Puerto Rico”, dijo María del Carmen Gil, fundadora, presidenta y directora ejecutiva de la Fundación Música y País.  La Fundación Música y Paísse une así a los 160 artistas internacionales que han participado en conciertos del programa  Music for Food en todo el mundo.

El concierto del 27 de marzo de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Puerto Rico  presentará un hermoso programa musical dirigido por el Maestro Carlos Ávila Báez, director titular de la Orquesta. El programa incluye la siguientes obras musicales: Candidede Leonard Bernstein, el Concierto de Aranjuez para Guitarra y Orquesta de Joaquín Rodrigo y el Aprendiz de Brujo de Paul Dukas. El solista de este concierto será el talentoso joven guitarrista puertorriqueño, Héctor Vázquez Gil.  El evento se llevará a cabo en el Conservatorio de Música, en Miramar. El segundo concierto será el 14 de junio a las 4:00 P.M., en el mismo lugar. Para disfrutar de los conciertos, los asistentes solo tienen que asistir el 27 de marzo o el 14 de junio al Conservatorio y acercarse a la mesa de recepción del Banco de Alimentos de PR y sus voluntarios ubicada en el lobby del Teatro. Allí pueden dejar su donativo en efectivo, cheque, ATHmóvil o Paypal. 

Para más información sobre los conciertos, pueden ingresar a las páginas de Facebook del Banco de Alimentos de Puerto Rico o la de Música y País- Orquesta Sinfónica Juvenil de PR. También pueden acceder a www.musicaypais.org. No es necesario hacer reservación o comprar boleto. 

“Estos magnos conciertos nos ayudan a seguir llevando el mensaje de que en Puerto Rico la inseguridad alimentaria es un problema real, y no solamente en momentos de emergencias. El que la Fundación Música y País y estos jóvenes hayan unido sus talentos para ayudar a las manos que alimentan nuestro país, nos conmueve y nos inspira a seguir esta lucha”, dijo Denise Santos, presidenta del Banco de Alimentos de Puerto Rico. 

El Banco de Alimentos es una organización sin fines de lucro cuyo propósito es satisfacer las necesidades alimentarias de niños y niñas, adultos mayores, personas con impedimentos y familias necesitadas que se encuentran en desventaja socioeconómica. El Banco es único en Puerto Rico y miembro de Feeding America, la organización caritativa más grande de Estados Unidos dedicada a aliviar el hambre. 

La Fundación Música y País es una corporación sin fines de lucro, no gubernamental, que promueve el valor de la Música y la educación musical como instrumento de transformación y cambio social para Puerto Rico. Aboga por la democratización del acceso a la educación musical como un derecho ciudadano, y como parte de esa visión, ofrece una variada plataforma de programas e iniciativas para proveer a la niñez y la juventud de Puerto Rico- no importa clase social o condición socio económica- las oportunidades necesarias para descubrir, formar, desarrollar y expresar su talento musical.  

Leave a Reply