ExpoModa 2018 celebra el talento y trabajo de estudiantes de Diseño de Moda Digital

Fotos por Lourdes Nicolle Martínez para TRAFFIC CHIC

Comenzando el pasado jueves y durante todo el fin de semana, los estudiantes de Diseño de Moda Digital de EDP University y Centro Moda participaron de EXPOMODA 2018. Fue una exposición compuesta de un vestido de cada estudiante participante en el atrio central de The Outlets at Montehiedra. Asimismo, durante el evento inaugural y todo el fin de semana hubo pintura en vivo por el estudante Anthony Cintrón. A continuación te presentamos los estudiantes y su trabajo.

 

Shaneira Ramos se inspiró en el tango y como sería su movimiento bajo el mar. Su vestido fue confeccionado mezclando seda y lana con una cobertura de tul y detalles bordados a mano.

Sabrina Soto utilizó la elegancia del negro para interpretar el jazz modern. Lycra y maya formaron la mayor parte de su pieza con detalles en flecos y cinta.

 

Kevin Pantoja se dejó deslumbrar por los encantos de la Playa Crashboat en Aguagulla, Puerto Rico, creando un blanco vestido en chifón drapeado eludiendo el movimiento de las olas. Transparencias bordadas en las piernas, la espalda y el escote representaron la arena y sus caracoles y piedras. Pantoja define su estilo de diseñar como uno edgy pero sensual.

Osvaldo “Valdy” Robles fue inspirado por las abejas y sus los colores. Su pieza fue creada con chifón bordado y mostacilla. Una silueta entallada propone resaltar la curva natural del cuerpo mientras que el escote profundo. Robles utilizó como referencia el vestido que Denise Quiñones, Miss Universe 2000, utilizó en el certamen. El toque final fue dado con la adición de lentejuelas y plumas en la cintura. Con lo antes mencionado Robles quiso combinar la elegancia y la sensualidad con la opulencia.    

Ashlee González creó un vestido de prom inspirada en su hermana. González la define como una persona súper inteligente a la que le gustan la ropa sexy sin ser vulgar. La parte superior es de encaje con detalles en mostacilla y canutillo mientras que la faja es un cinturón para entallar la cintura. La pieza tiene una apertura en la pierna.

Brian Williams se inspiró en la arquitectura del edificio del Banco Pupular localizado en Viejo San Juan. Su grandiosa puerta principal con sus líneas protuberantes y altos cristales fueron traducidos a moda en el vestido columna en raso. Tiene cola y transparencias a los lados que simulan el cristal de la referida puerta. 

Agneris Rodríguez se dejó llevar por el ritmo de a rumba cubana y los colores de la bandera de Cuba. Rodríguez implementó volantes y capas de tela para añadir movimiento. Una delicada cinta bordada cargaba una flor grande que le dió el toque caribeño al vestido. 

Ileana Velázquez se dejó llevar por la elegancia del baile Charleston de la década de los años 20′ para diseñar su vestido. Los flecos, la tela con estructura y los patrones creados se unieron para llamar la atención. Shantung y tul bordado fueron los textiles que aportaron a darle a la pieza un aire art deco.

Jimmy Ruiz se inspiró en la cultura popular y en los egipcios. Ruiz utilizó lana en color negro a la que añadió una alta apertura en la pierna izquierda y un escote en V. 

Jesús Iglesias representó en su vestido dorado a la patrona de Cuba en una pieza que presentó en su graduación de Grado Asociado. El mesh brocado con lentejuelas, se unió a la transparencia para dar un look sensual que caracteriza a la mujer cubana.  

Anthony Cintrón se inspiró en la década de los años 50′ y su elegancia, estructura, delicadeza y volumen. Cintrón seleccionó un tono azul mentoso, muy utilizado en la época,y veló detalles como el que la falda no tocara el suelo y marcar la cintura para mantenerse fiel a su inspiración. El detalle que llamó la atención estuvo en un lazo grande que salió del busto.

Jeremy Medina se dejó conquistar por los años 30′ y el movimiento burlesque de la época. Yardas de tul con pedrería bordada y plumas de avestruz dieron al vestido la elegancia y el exotismo que necesitaba.

Leave a Reply