Burbujeante velada con Bodegas Vallformosa

Fotos por Michael Ferrer

Bodegas Vallformosa, celebró una velada entre burbujas como parte de la visita que hizo a Puerto Rico Marc Perrelló, Director de Exportación de la empresa catalana. La degustación celebrada en La Cava de Serrallés en Guaynabo, convocó a entusiastas de vinos espumosos para conocer nuevas expresiones de la bodega que cumple 155 años en el 2020, pero se mantiene joven, relevante y divertida, ahora con una etiqueta rediseñada.

Desde su origen, Vallformosa cultiva variedades autóctonas en la región del Penedés en Barcelona y todos sus procesos son manejados por la empresa, desde el cultivo hasta la fabricación de sus vinos, los cuales utilizan botellas de baja intensidad, que resulta en un ahorro en emisiones de CO2 y en botellas más ligeras que las tradicionales.   Sus procesos operacionales son muy respetuosos del medio ambiente ya que procuran utilizar hasta 40% menos agua y energía, para reducir la huella ambiental de sus actividades comerciales.  La empresa también ha implantado protocolos en su gestión de compra a suplidores bajo los parámetros de “Fair Trade” y promueve el reciclaje del corcho.

“Vallformosa es una marca con poco convencional, con mucho carácter y es bastante rebelde. Nuestra herencia de calidad suprema, la pasión por innovar, el respeto hacia la tierra y la experiencia vitivinícola de más de un siglo y medio nos permite aventurarnos en un camino espontáneo y divertido, con menos rigidez y más diversión.  Nuestros vinos espumosos son honestos, refrescantes y de alta gama, para disfrutar al máximo las experiencias de la vida en cualquier ocasión”, dijo Perrelló.   

La colección CLASSIC, disponible en Puerto Rico, incluye el Brut y el Brut Rosé, ambos con un grado alcohólico moderado, que no excede el 12% por volumen y envejecido por 12 meses en un proceso de fermentación doble: inicialmente en acero inoxidable y luego reposan en botellas por el método tradicional.

El Brut tiene aromas afrutados de manzana verde y hierbas frescas como el hinojo, combinada con notas de flores blancas y cítricos.  El Brut Rosé en boca es intenso, fresco que evoca recuerdos de frutos rojos, y un final persistente con aromas de fresa y frambuesa.  Son vinos muy refrescantes, livianos y sabrosos, con una buena sensación carbónica.  Son vinos honestos.

Los vinos espumosos de Vallformosa tienen un bajo contenido calórico y de azúcar, por lo que son ideales para los que buscan mejores opciones para su salud, imagen y peso.  Perrelló recomienda para tomar solos como aperitivo y con todo tipo de comida.  

“El crecimiento de vinos espumosos en el mercado global está liderado por consumidores jóvenes, Millennials y mujeres, quienes prefieren consumir productos refrescantes, livianos y de menor contenido alcohólico.  Hemos visto una preferencia marcada por vinos espumosos más primarios y menos pesados.  En los vinos rosados, prefieren sabores menos pesados y colores más asalmonados y sutiles.  En fin, vinos más divertidos que se ajustan a sus estilos de vida”, concluyó diciendo Perrelló.

Recientemente, los vinos han recibido premios en catas y competencias mundiales, posicionándose entre los mejores cavas y vinos espumosos del mundo, incluyendo Medalla de Oro y Plata en el Sakura -Japan Women’s Wine Awards 2020  http://www.sakuraaward.com/en/result/2020.html  y Medalla de Oro y Plata en la competencia Mundus Vini 2020: https://www.meininger.de/es/mundus-vini/resultados.

Bodegas Vallformosa planifica ampliar su cartera de vinos y espumosos en Puerto Rico durante el 2020.  La colección Vallformosa Classic, Brut y Rosé está disponible en supermercados, cadenas y establecimientos de licores, así como en en La Cava de Serrallés en Guaynabo y Ponce.  Para más información, puede comunicarse al 787-707-1000. 

Leave a Reply